sábado, 7 de abril de 2012

QUIEN DICEN

Detengo el tiempo en fiero tazón humeante,
para celebrar en su contorno
la placidez de lo dado.

Aquí,
donde mañana es luz tamizada y solemne infinito, 
me recreo en el blancor de esta nada, 
ajeno a todo y a todo cercano, 
para prestarme a ser.

La leche mientras tanto 
ha empezado a calentar a quien dicen que soy
cuando en mí reparan.
                                                            Norberto García Hernanz

1 comentario:

Isolda dijo...

Me parece un momento precioso muy bien expresado en esos pocos veersos. Exquisito "el blancor de esta nada, ajeno a todo y a todo cercano"
Besos, siempre.