domingo, 29 de julio de 2012

ALBOR



Albor
donde aún el doblez no llega a mostrarse
ni a convertirse en mácula
la concreción de lo imperfecto.
Nada te convierte en útil al hacerte presente,
pues todo tu poder proviene
de la pretérita ausencia,
de tu aparecerte a lo no dado.
Solamente no siendo,
las sombras blancas de tu blancura son posibles;
sólo tu propia negación puede así afirmarte.
No existir, albor,
te hace perfecto.

No hay comentarios: