martes, 18 de septiembre de 2012

NO HACE USO



Tiene el instante la palabra, para aclarar cualquier duda,
y sólo se le ocurre emitir un quejido 
entre amoroso y tierno, parecido a la frase 
“ahora dulce soledad”.

Fuera, como resumen de una vida,
ante nubes humedecidas por labios de otoño,
la tarde pasa, diríase que alegre e indefensa,
en un amable barrio de silencio 
con las persianas bajadas.

Dos ancianos, cogidos de la mano, se sujetan.

Tiene la palabra el instante 
y no hace uso.
                                                  Norberto García Hernanz

2 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Me ha emocionado hasta lo más hondo.

Norberto García Hernanz dijo...

Gracias amigo. En tiempos de crisis son buenos los comentarios generosos.