sábado, 3 de noviembre de 2012


Me escancio una tarde de otoño borrando los caminos de vuelta 
y exclusivamente por una sola vez brumosa, 
la dedico a mí. 
De sus grises nubes panzudas, con todos vosotros, 
después, 
celebraré los charcos.
                                  Norberto García Hernanz

1 comentario:

Amando García Nuño dijo...

Brindo contigo, celebro los charcos comunes, me escancio un mediodía levemente invernal.
Hermoso texto.
Un abrazo.