domingo, 4 de enero de 2015

DÓNDE

Un último adiós
a un último oasis,
mientras la primera huella
transmite las dudas
de mis preguntas favoritas
al silencio.
Luego el sol saldrá hiriendo de soledad
cada una de mis sombras.
El instinto sosegado y neutro de mis camellos
será el único que conozca con certeza
a dónde no debo dirigirme.
                    Norberto García Hernanz

No hay comentarios: