martes, 31 de marzo de 2015

COMO ACTO PURO











Salir de aquí, salir de mí,
verme sobrevolando temor y angustia
aferrado a una bala de voluntad
que el mundo atraviese.

Dejar atrás decrepitud y tedio
en una marcha acelerada 
que no deje resquicio 
a la menor debilidad, 
                   con rabia incluso.

Dirán, diréis, con qué objetivo
o luz al fondo que redima llantos,
dirán diréis, con qué presuntuoso 
sentido inconformista
que a media tarde, acabando marzo,
muerda trozos de consistencia
e intimide, dirán diréis,
al pavor en su mismo centro.

Por las praderas selectas, como acto puro,
salir de aquí, salir de mí,
pretende impenitente el afán.
                          Norberto García Hernanz

No hay comentarios: